Saturday :: 29 / 11 / 2014

Además COMPRAS | CURSOS | MIRÍADA X | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

¿Cómo alquilar piso?


Todos los años, nuevos universitarios se ven obligados a abandonar sus casas y a empezar su vida lejos de sus familias. Su primer año será decisivo para la integración en una ciudad totalmente desconocida. El primer paso para ubicarse en ese ambiente novedoso será la búsqueda de un lugar para vivir. En España nos encontramos con una amplia gama de residencias universitarias, colegios mayores y pisos situados habitualmente no muy lejos de las universidades.

Si te apetece disfrutar plenamente del ambiente universitario, la mejor opción será decantarte por una residencia o un colegio mayor, donde podrás relacionarte con un amplio grupo de personas de tu edad y disfrutar de la formación científica, cultural y deportiva que suelen ofrecen estos centros. Por lo general, este tipo de alojamientos incluye habitaciones individuales o compartidas, régimen de pensión completa, servicio de lavandería, salas de televisión y vídeo, salón de actos, biblioteca e instalaciones deportivas. Estos centros pueden pertenecer a la universidad o ser de titularidad privada. En este caso, pueden estar adscritos a la universidad, concertados, o ser totalmente privados, sin ningún tipo de vinculación oficial con la universidad. Por ello, debes informarte sobre si han sido debidamente reconocidos por la universidad.

Por el contrario, si eres más independiente, puedes optar por compartir piso. Ésta es una decisión difícil de tomar porque implica una estrecha convivencia en la que todos tienen que participar para crear un buen ambiente. Además, a la hora de alquilar un piso, no hay que dejar pasar una serie de premisas que, a posteriori, pueden ser insalvables. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que vas a comprometerte con alguien a través de un contrato, que se regirá por la Ley de Arrendamientos Urbanos. El contrato de arrendamiento podrá ser verbal o escrito, si bien es obligatorio formalizarlo por escrito cuando lo pide alguna de las partes.

También debe constar de forma separada lo que corresponde a renta y lo que corresponde a servicios como luz, agua, teléfono, gas, comunidad, basura,etc.

Durante los primeros años, la actualización se hará conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC). Pasado este plazo, será el porcentaje que hayan acordado las partes o, en otro, caso, según el IPC.

Además, si quieres encontrar un buen piso, es conveniente comenzar a buscarlo a finales de agosto o principios de septiembre, antes de que comience el período lectivo en las universidades, dado que en las ciudades donde hay más estudiantes, las ofertas desaparecen en los primeros días y quedan los peores pisos o los más caros. Actualmente, los precios varían bastante entre unas ciudades y otras, pero el precio aproximado de una habitación en un piso compartido suele ser de 150 €-300€, más gastos de electricidad y/o gas, aunque en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid, el precio es más alto.

A la hora de buscar vivienda, dispones de diversas alternativas. No es infrecuente que la universidad o el municipio en que tenga su sede cuenten con una bolsa de vivienda joven para estudiantes. Por otro lado, siempre puedes acudir a los anuncios en periódicos especializados o a la búsqueda por Internet. En las universidades pueden encontrarse anuncios en los tablones de los centros, en las cafeterías o en las paradas de autobús. Por último, incluso basta con pasear por los barrios “universitarios” a la búsqueda de carteles en las fincas.

Te recomendamos que visites: Piso compartido donde encontrarás una amplia oferta de pisos. En ella te informan de las características exteriores e interiores, de la situación, de los requisitos que exigen los propietarios para compartir piso, y del precio. En este mercado, también tienen su hueco las inmobiliarias, que aunque facilitan los trámites y evitan quebraderos de cabeza, te pedirán pagar un depósito previo para la realización de todo el papeleo.

Para las personas que además de estudiar quieran implicarse solidariamente en el mundo universitario existen residencias que ofrecen estancia gratuita a los estudiantes a cambio de colaborar en trabajos sociales en el barrio donde se ubica la residencia o en zonas especialmente deprimidas. También hay programas específicos ofertados y promovidos por ayuntamientos y universidades, como el “Programa de Vivienda Compartida”, de la ONG Solidarios para el Desarrollo, y Viure y Conviure, que tienen como objetivo fomentar y facilitar relaciones solidarias y de ayuda mutua entre jóvenes estudiantes y personas mayores.


Más información:

Programa de Emancipación Joven

Las universidades ayudan con las viviendas: Programa de Vivienda Universitaria


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar amigo PDF PDF

Compartir: Delicious Digg Facebook Googlebookmarks Meneame Tecnorati Wikio Yahoo

Publicidad

Publicidad